CÓMO ENSEÑAR LAS FRACCIONES EN LA ESO


Podemos empezar repasando las fracciones mediante juegos manipulativos.

Para repasar la noción de fracción, podemos jugar con fichas de domino, una cuadrícula dibujada sobre una cartulina y tapones. La cuadrícula será de 6 x 6 y de las fichas de domino quitaremos las que tengan los números 0 (blanca) ó 5.

Podemos jugar en grupos. Cada jugado saca una ficha, eligiendo como numerador el número menor. Gana quién consigue el número más alto y se apunta un punto. Se devuelven las fichas al montón y se barajan. Gana quien consiga antes 10 puntos.

También se puede jugar a que gana quien obtiene el número más pequeño. O el número más próximo a 1/2. O más próximo a 1/4. Etcétera.

Posteriormente, se prescinde de cartulina y tapones y se comparan las fracciones, directamente, con ayuda de la noción de “fracciones equivalentes”.

También se puede jugar a sumar fracciones, de modo que cada jugador saca dos fichas y suma las fracciones resultantes. Gana el jugador que consigue antes 10 puntos. Primero podemos sumar con ayuda de cartulina y botones. Después, directamente, convirtiéndolas en fracciones con el mismo denominador.  Este paso se apoya en la equivalencia de fracciones y conviene repasarlo bien.

Análogamente, podemos hacer juegos de resta de fracciones.

La multiplicación de fracciones se reducirá a calcular la fracción de una fracción. Por ejemplo 1/2 x 1/3 será equivalente a calcular primero 1/2 del total de cuadros de la cartulina y al resultado calcularle 1/3. Para fracciones de números mayores, habrá que partir de cartulinas con un número mayor de cuadrados.

Estos mismos juegos se pueden hacer con cartas. A cada pareja de carta corresponde una fracción.

Se pueden complementar estos juegos introductorios con los recursos multimedia previstos para las fracciones, en este mismo sitio web, en las correspondientes unidades sobre fracciones, incluidas en 1º y 2º cursos de la ESO.


VOLVER